Tragedia de flor de vidrio o Destrucción del paredón de Alejandría


El fuego más íntimo y personal que prendió la urgencia de Hortensia Évora y Venancio Tarifa en el mismo centro del paredón de Alejandría, fue el único instrumento de poder, con independencia e imaginación propias que sin modificar ni dividir su constitución, participó dentro y fuera del tiempo, de la totalidad del incendio que los sacrificó enamorados junto al rancho de Severa Martín, y quedó vivo, llama verde permanente -fuego de siempre- circulando por venas irreductibles de toda imaginación oculta, pendiente de otros imprevistos incendios futuros.


“Más moderno aún el personalísimo Ignacio Gaspar, con un tipo propio de expresión, narrador nato”. (Isaac de Vega)


“Ignacio Gaspar deja al descubierto los estratos basales de la mentalidad isleña para consignar el oscuro germen de una dirección hacia el sentido de un vivir, súbitamente traumatizado en su evolución cultual y cultural”. (Leopoldo O’Shanahan) 


“Gaspar es mucho más que resistencia cultural, que rescate de psicologías y mentalidades de un lugar, es la voluntad del narrar lo humano a partir del mundo que mejor conoce”. (Ramón Herar)


© Editorial Olinyoli México,  2020